10 mandamientos para decorar tu boda

Te damos algunos sencillos consejos o tips para la decoración o ambientación de tu boda.

1. NO dejes para el último momento la decoración de tu boda: Sabemos que tienes mil cosas en las que pensar, pero dejar algo tan complejo como la ambientación de un salón para el último momento no es una buena idea. ¡Deja un margen de mínimo 3 meses antes de la boda!
2. NO conviertas tu boda en un museo: Sabemos que te has esmerado mucho en la decoración y ambientación de tu boda y quieres que todo se vea perfecto. Pero para que tus invitados disfruten deben poder tocar, remover, cambiar de lugar o incluso romper.

3. El estilo y la estética NO son los protagonistas: Sí, la ambientación del salón, la iglesia o el lugar de ceremonia son importantes… Pero jamás debes olvidar que tú y tu pareja sois los auténticos protagonistas.

4. NO dejes de lado tu propia personalidad: Escucha consejos, opiniones e incluso valora hacer cambios, pero nunca dejes de lado tu propia personalidad y la de tu pareja. Al fin y al cabo se trata de vuestra boda.

5. NO olvides nunca la iluminación: Quizá más importante que la propia decoración, sea la iluminación que le vayas a dar al lugar donde celebres tu boda. Velas, farolillos, lámparas colgantes, candelabros o guirnaldas con bombillas… ¿ya habías pensado en las infinitas posibilidades?

6. NO te separes del hilo conductor: Lo primero que debes hacer es plantearte qué tipo de estilo, temática o color va a seguir tu boda. Y a partir de ahí buscar, investigar, mirar y remirar por la decoración más adecuada.

7. NO descartes las soluciones de emergencia: Como en toda boda, siempre surgen los imprevistos. Puede que te ocurran mientras estás organizando la decoración de la boda, eligiendo las flores o definiendo cual va a ser la mejor iluminación para el evento. Por ello, nunca debes descartar un plan alternativo y tienes que estar abierta a posibles sugerencias.

8. NO es momento para hacer experimentos: A veces es mejor apostar por las cosas sencillas que optar por ambientes muy recargados, objetos de decoración excesivos o ideas demasiado rebuscadas.

9. NO te obsesiones con los detalles: Es normal que quieras que todo salga perfecto. Al fin y al cabo, la decoración de tu boda es la primera impresión que se van a llevar tus invitados.

10. NO dejes de disfrutar nunca: Organizar una boda es un trabajo más, por ello en muchas ocasiones nos decantamos por la figura de la Wedding Planner. Pero con su ayuda o sin ella, debes tener una cosa totalmente clara: ¡jamás te olvides de disfrutar cada uno de los momentos que pases organizando tu boda!

¡Ocúpate, busca las mejores alternativas, los elementos más sorpresivos, los detalles más acorde con vuestro presupuesto… pero que no se te suba la preocupación a la cabeza!

1.4 1.2 1.1 ob3

 

Fuente: Hispabodas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>